Roma (Italia). El 24 de febrero de 2019, la Madre General del Instituto de las Hijas de María Auxiliadora, M. Yvonne Reungoat, ha hecho pública la Circular convocatoria del Capítulo General XXIV, según el artículo 138 de las Constituciones. El Capítulo XXIV comenzará en Roma, en la Casa General de las FMA, el 18 de septiembre de 2020.
 
El Capítulo General constituye “un tiempo fuerte de revisión, de reflexión y orientación, en orden a una búsqueda comunitaria de la voluntad de Dios”. En este acontecimiento colaboran todas las FMA y las comunidades educativas "participando con su oración, su estudio y sus propuestas" (C 135).
 
El tema del CGXXIV es:
 

"Haced todo lo que Él os diga" (Jn 2, 5).

Comunidades generativas de vida en el corazón de la contemporaneidad.

 

El objetivo del CGXXIV es Revitalizar la frescura original de la fecundidad vocacional del Instituto.

Como Reguladora del Capítulo ha sido nombrada Sor Chiara Cazzuola, Vicaria General, quien asume la responsabilidad de acompañar la preparación y el desarrollo del Capítulo General XXIV.

En el documento, junto con la convocatoria oficial del Capítulo General XXIV se presentan algunas reflexiones sobre el tema capitular y las orientaciones para la celebración de los Capítulos Inspectoriales.

La Madre en la conclusión de la Circular escribe:

“En este tiempo de preparación para el CG XXIV, tiempo de gracia para todo el Instituto, estamos invitados a entrar en la profundidad del contenido que el tema nos ofrece para redescubrir y vivir más conscientemente nuestro “ser” juntas, como comunidades educativas y generativas.

Fieles al carisma salesiano, sentimos la necesidad de crecer en la capacidad de "cuidar" las relaciones recíprocas entre los diversos miembros de la comunidad educativa, con y para los jóvenes que el Señor nos confía para que puedan crecer y dar fruto. Acojamos también en nuestras casas a migrantes, a personas pobres y frágiles, a mujeres y niñas en dificultades, que todos puedan encontrar atención, cuidado, afecto y la posibilidad de mirar el futuro con esperanza.

En la preparación para el Capítulo impliquemos a la comunidad educativa y a otros grupos de la Familia Salesiana. Hagamos de tal modo que al dialogar y contrastar las jóvenes y los jóvenes puedan expresarse y decirnos lo que sienten y piensan.

Nos confiamos a María para que, como en Caná, nos ayude a escuchar lo que Jesús nos dice, para transformar el agua de nuestra vida diaria en el vino de una nueva fecundidad vocacional. Os invito a encontrarnos todos los días en la oración de consagración de acuerdo con la propuesta que os ofrezco”.

 

Instituto de las hijas de María Auxiliadora 

Encuentra la circular aquí

Provincia MME

Descarga la presentación aquí

 

 

Álbumes Fotográficos.

 
 Facebook
 

Programación 2019-2020.

Ubica nuestras obras.